Titulo: “El ministerio eclesial”.

Presentación: En esta clase se busca una comprensión de los fundamentos, funciones y desarrollo del ministerio eclesial desde los tiempos del Nuevo Testamento hasta el Concilio Vaticano II.         
 

Objetivos: Analizar en base de una lectura del texto “El ministerio eclesial” cuales son los fundamentos, funciones y desarrollo del Ministerio Eclesial en perspectiva del Nuevo Testamento y del Concilio Vaticano II.

Contenidos:
Los ministerios eclesiales

En la Iglesia Primitiva

ü       Diferenciación entre diakonía y douleuo.

ü       Designación: (He 6, 1-3; 13, 3-4; Tim 4, 14 y 2 Tim1, 6.)

ü       Principales ministerios y sus funciones.

ü       Dimensiones y relaciones:

§         La de los creyentes con los no cristianos (misión)

§         La iglesia entre si (comunión)

§         Los cristianos mutuamente en las comunidades (responsabilidad de algunos y participación activa de todos) 

Con el Concilio Vaticano II.

ü       Fomento del laico al ministerio ü       Cambio de lenguaje en el ministerio paso de ser en la iglesia primitiva de ministerio de toda la comunidad

ü       Criterios básicos del ministerio cristiano

ü       Nuevos ministerios no ordenados

§         Ministerios instituidos

§         Ministerios reconocidos 

Metodología: lectura previa del texto “El ministerio eclesial”  en clase se dialoga con los alumnos sobre  los fundamentos, funciones e implicaciones del ministerio eclesial.  

 Recursos:

§         FLORISTÁN, Casiano. “El ministerio eclesial”. En su Teología Practica: Teoría y Praxis de la acción pastoral, Salamanca. Sígueme, 2002. pp. 267-281. §         Lectura “El ministerio eclesial”.

§         Diccionario de teología dogmática. Beinert, Wolfgang [trad. de] Claudio Gaucho; dir. Barcelona. Herder, 1990 Temas: Ministerio, sacerdotes, laicos.

§         Presentación en PowerPoint “El ministerio eclesial”.

§         Biblia (He 6, 1-3; 13, 3-4; Tim 4, 14 y 2 Tim1, 6.)

Actividades: 

Antes de la clase: 

§         Los alumnos leen el texto “El ministerio eclesial”. (vínculo) con el propósito de identificar los fundamentos y funciones del ministerio eclesial en el Nuevo Testamento y el Concilio Vaticano II. 

Durante la clase: 

  • Presentar el tema, el objetivo y como se va a trabajar.
  • Se pide que los alumnos explican como la lectura les ayudaron a comprender unos fundamentos y funciones del ministerio eclesial. 
  • Con una presentación PowerPoint se dialoga con los alumnos sobre los fundamentos, funciones y desarrollo del ministerio eclesial desde los tiempos del Nuevo Testamento hasta el Concilio Vaticano II.
  • Junto con la lectura de las siguientes citas bíblicas que dan a conocer la “liturgia de ordenación” en el Nuevo Testamento el (He 6, 1-3; 13, 3-4; Tim 4, 14 y 2 Tim1, 6.)  

Después de la clase:

§         El alumno(a) deberá ver el significado de las siguientes palabras en el una enciclopedia teológica: Ministerio, sacerdotes, laicos.

mapa-ministerio-eclesial.jpgpastoral  

El ministerio eclesial Funciones ministeriales de la iglesia primitiva

La dikonia cristiana como ministerio

El ministerio eclesial, se debe ver en las Sagradas Escrituras, específicamente el Nuevo Testamento, porque aquí se constatar que el término “ministerio” aparece como un término general, el cual es un tipo de servicio que pasa a ser ministerio cuando la persona recibe un encargo duradero y jurídico. Como por ejemplo Jesús se designa a si mismo un servidor De este servicio se deriva la palabra diafonía que tiene su raíz en el verbo diakoneo que significa  servir a las masas o prestar ayuda personal al indigente. Hay un verbo griego semejante que es douleuo, que también equivale a servir pero respecto de un amo como lo hace un esclavo. Jesús se considero un servidor un (diacono) cuando afirma que “no he venido para que me sirvan, sino  para servir”. Diáconos o servidores son también los discípulos, no siervos o esclavos. Por ello la diakonía en la iglesia primitiva es entendida como responsabilidad en común de toda la comunidad cristiana. Es la tarea encomendada a los creyentes en aras de la expansión misionera, crecimiento de la fe, desarrollo comunitario eclesial y promoción y liberación humana.

El ministerio primitivo no es poder o dignidad, ni construye un estado o un ordo al modo de los senadores romanos sino que es función y servicio.

En un comienzo cualquier persona podía ejercer un ministerio cristiano, pero solo los varones llegaban a ser diáconos, presbíteros u obispos. En el NT no se describe la categoría de sacerdocio ni se distingue claramente las diferencias entre episcopado y presbiterado, sino que da importancia a las cualidades que posee cada persona como dones gratuitos de Dios, puesto al servicio de la comunidad  

El NT no da indicaciones precisas sobre la designación de los ministerios. Pero se señalan cuatro pasajes en los cuales se entre ve una cierta “liturgia de ordenación” con arreglo  este esquema: elección por la comunidad, ayuno oración e imposición de manos, los textos bíblicos son: He 6, 1-3; 13, 3-4; 1Tim 4, 14 y 2Tim 1,6. 

Principales ministerios de Iglesia primitiva y sus funciones Los apóstoles no acapararon todos los ministerios sino que los promovieron y los distribuyeron.El primer ministerio cristiano fue ejercido por el grupo de los Doce, cuyo origen se remonta al ministerio de Jesús. Ellos fueron los responsables de la nueva comunidad en virtud de dos condiciones: haber visto al Señor y ser enviados por El.

El segundo grupo ministerial fue el de los setenta, este numero corresponde a un numero simbólico igual que los Doce que corresponden a los fundadores de las tribus de Israel, los setenta son el numero de ancianosTambién existe el grupo de los siete, judíos de cultura helenística, convertidos a Cristo, designados por los apóstoles para asegurar el reparto equitativo de los bienes de la comunidad y el anuncio de la palabra de Dios, representan a la sinagoga griega  que existía en Israel. La imposición de manos que recibieron subrayo la unidad de la iglesia griega y judía. El grupo desapareció por causa de las persecuciones pero no su función.El ministerio se renueva con la apertura de la Iglesia a los paganos.

En las comunidades Paulinas destaca el servicio de la palabra, y de aquí surge un grupo de ministros llamados “apóstoles” o fundadores de comunidades,”profetas” o transmisores de lo que quiera el Señor y “doctores” o catequistas del mensaje de Jesús, todos ellos se preocupan de predicar el evangelio y de fundar nuevas comunidades El ministerio apostólico esta en función de la iglesia como comunidad y el servicio de la comunidad es de fundación, edificación y  estructuración de cada comunidad en cuanto a ministerio de unidad, de comunión y de oraciónLa evolución del ministerio primitivo no fue en torno a la eucaristía, sino en la predicación, catequesis, dirección y exhortación de la comunidad.Para ello se organizo un modelo presbiteral que es llamado así porque a la cabeza hay un presbítero, se dio aquí la distinción entre epíscopos (vigilantes, inspectores), presbíteros (ancianos, notables), diáconos (servidores) 

Las tres dimensiones y las tres relaciones de los ministerios Desde los inicios de la Iglesia se observan tres dimensiones en la labor de los ministerios de acuerdo a tres relaciones:

  • La de los creyentes con los no cristianos (misión)
  • La iglesia entre si (comunión)
  • Los cristianos mutuamente en las comunidades (responsabilidad de algunos y participación activa de todos)

Innovación ministerios posconciliar. 

Fomento del laico al ministerio En la renovación  y revisan del ministerio ordenado se señalan algunos rasgos importantes. En primer lugar el acceso de los laicos a responsabilidades pastorales.Esta participación crece en los movimientos especializados y se manifiesta después del Concilio Vaticano II en las comunidades cristianas y en algunas parroquias renovadas.

En el CV II se funda la responsabilidad misionera de los laicos en los sacramentos de la iniciación cristiana y la especifica mediante el carácter secular. 

Cambio de lenguaje en el ministerio En la historia la iglesia el ministerio ha ido cambiando de lenguaje paso de ser en la iglesia primitiva de ministerio de toda la comunidad (diakonía) a ministerio presbiteral y en
la Edad Media se denomino oficio sacerdotal,  es decir, del carisma de todos se paso a la delegación de servicios y la sustitución de funciones, para llegara la estado clerical. Con el CV II se dio un nuevo vuelco en dirección contraria de sacerdocio se paso a sacerdocio ministerial, luego a ministerio presbiteral, con la restablecimiento del diaconado y la incorporación del laico se habla de ministerios en plural. Ejemplo se habla de presbítero mas que de sacerdocio, de servicio que de jerarquía, de comunidad que de obras de la iglesia, de cristianos que de laicos. etc.   
 

Criterios básicos del ministerio cristiano El contenido del ministerio precede a la persona del ministerio. No se debe pensar en función de una persona en el sino en el anuncio del evangelio como buen noticia y la edificación de la Iglesia como sacramento del Reino.

El anuncio del evangelio y la edificación de la Iglesia son tareas básicas y comunes.                

El primer acto pastoral es el testimonio de fe y la enseñanza del evangelio para todo el mundo.

El segundo es el servicio de asistencia (ayuda mutua y socorro de los necesitados) y dirección (unión y buena marcha de la comunidad).

El tercero la celebración de los sacramentos.El binomio comunidad-ministerio sustituye al de sacerdocio-laicado.Los laicos también son responsables de la vida de la iglesia, el ministerio debe ser entendido como servicio a la comunidad. 

El Concilio Vaticano II dice que la iglesia es el pueblo de Dios, en cuyo interior y a cuyo servicios están todos los ministros.  

Nuevos ministerios no ordenados La promoción del laico cuando encuentra un lugar adecuado en la comunidad cristiana y en su proyecto pastoral. El campo de realización ministerial puede transcurrir en torno a la misión, la catequesis, la comunidad, la liturgia, la acción social y caritativa.Entre los ministerios no ordenados, se señalan los ministerios instituidos y los reconocidos. 

Ministerios instituidos. Son los ministerios no ordenados que los obispos confían a un laico por medio de una liturgia prevista de un ritual. Se especifican en el “motu propio” Ministeria quaedam de 1972, y suprimió las ordenes menores y el subdiaconado.Hay dos instituciones principales: el lectorado y el acolitado (servicio de la palabra y del altar). También esta el ministerio extraordinario de la comunión.Pablo VI permitió a las conferencias episcopales crear otros ministerios instituidos. 

Ministerios reconocidos. Estos ministerios corresponden fundamentalmente a un cristianismo de base laical.

Son servicios temporales, ocasionales y espontáneos. Surgen en medida que disminuyen los sacerdotes.La entrega de este ministerio se puede hacer e múltiples formas: designación oficial, contrato de trabajo, misión canónica. Están en relación a las comunidades cristianas concretas o a una iglesia local.

Para ejercer este ministerio se necesitan dos cualidades una fe sólida y una personalidad madura, junto con una formación teológica y pastoral. Se dan en los siguientes campos:

 ü      Como servicios para crear y mantener las comunidades (lideres, colaboradores, presidente de comunidad)

ü      Las iglesias misioneras promueven Evangelizadores y catequistas.

ü      en las necesidades de los ministerios litúrgicos, según los diversos momentos sacramentales, los niveles del culto, ritmo del año litúrgico etc.

ü      La diaconía social que la comunidad cristiana desarrolla con el mundo de la marginación, pone su mirada en la promoción social, la liberación human, la justicia y la vida en común.   

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!